Anfibios

Gecónidos anmales que no dejan rastro

Muy parecidos a  las salamanquesas, sin embargo estos pertenecen a la familia de reptiles escamosos, los podemos  encontrar en climas templados y tropicales en todo el mundo.

Cuenta con una  familia de 961 especies agrupadas en diferentes géneros.

Tienen unos ojos   enormes y con  pupilas son verticales permiten que tengan un amplio margen de visualización a su alrededor. Cuentan con almuadillas en sus pies que les permiten escalar superficies lisas verticales e incluso moverse por los techos con mucha facilidad, al momento de estar adheridos no sueltan algún líquido y no dejan huella. Un caso notable de gecónidos es porque cuentan con membranas de piel en las patas y en los lados del cuerpo que actúan como paracaídas para suavizar sus descensos al momento de lanzarse de un árbol a otro.

 El color de la mayoría  es marrón y gris oscuro, a veces pueden cambiar de color para camuflarse con el entorno o cuando se estresan, sin embargo existen otros que tienen colores más brillantes y llamativos.

Su dieta de basa de insectos, y son los únicos que cuyos huevos poseen cáscara dura. Las hembras pueden reproducirse sin copular un macho, y esto provoca la capacidad de extenderse a nuevas islas.

Un caso notable de gecónidos es porque cuentan con membranas de piel en las patas y en los lados del cuerpo que actúan como paracaídas para suavizar sus descensos al momento de lanzarse de un árbol a otro.

Tambien deberias ver

Sin Comentar

Dejar un Comentario