Perros

Los pomskys perros de bolsillo

La gran popularidad de estos perros crece con el paso del tiempo, el Ponsky nace de la mezcla de un Pomerian y un Husky Siberiano, de ahí le viene el nombre (POMerania + husKY). Normalmente la madre del perro pomsky es Husky y el padre es Pomerania, eso es así para que una madre “grande” dé a luz cachorros más pequeños que ella y así evitar complicaciones en el parto.

El perro pomsky tiene el pelo semilargo y denso, típico de las razas nórdicas. Normalmente su pelo nunca llega a ser tan largo como el del pomerania, pero aún así deberás cepillarlo muy a menudo para evitar que tu casa se llene de pelitos ya que los pomskys sí tienen tendencia a soltar pelo.

Los pomskys “ideales” tienen un tamaño mediano o pequeño, pero la talla depende un poco del ejemplar, porque aún no es uniforme. Encontramos algunos cachorros de pomsky muy pequeños tipo pomerania (estos son los más buscados y caros) y luego hay otros cachorros pomsky que pueden ser medianos, o incluso algunos más grandecillos, parecidos a un husky de tamaño. Esto ocurre porque la raza es muy nueva y aún no se han “homogeneizado” todos los ejemplares y tamaños. Al ser perros híbridos, aún hay cierta incertidumbre sobre el tamaño de los bebés cuando nacen.

En cuanto a su apariencia, los perros pomsky tiene las formas más redondeadas y “rechonchitas” que un husky, son las formas  típicas del pomerania. Incluso sus andares y su forma de moverse se parecen a los de su padre pomerania. La carita de un perro pomsky tiene el hocico bastante más corto que un husky y los ojitos más juntos, como los pomerania. Esto les da una apariencia más aniñada o más de “bebés” que los huskys.

Pero los perritos pomsky también han heredado el amplio abanico de colores del husky, y también uno de los rasgos más bellos del husky, sus ojos azules.

Sin Comentar

Dejar un Comentario